¿Ansiedad o ataque de pánico? Conoce cómo diferenciarlos

¿Sientes más ansiedad por las noches? Según Emma Carrington, directora de información y asesoramiento de Rethik Mental Illnes, la ansiedad nocturna es un problema frecuente para muchas personas y existen muchos motivos por los que esta puede empeorar durante la noche.

De acuerdo con información de Healthline, la ansiedad es una emoción humana normal que se caracteriza por dos sensaciones principales: nerviosismo y preocupación y aunque algunas veces se soluciona en horas, también puede permanecer por más tiempo de lo usual y así interferir con las actividades de la vida diaria y afectar la calidad del sueño.

Así, uno de los horarios más comunes en los cuales las personas pueden experimentar ansiedad es durante la noche, por ello, es importante identificar los principales síntomas de ansiedad:

-Problemas gastrointestinales

-Sensación de nerviosismo y preocupación

-Problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido

Intranquilidad

Problemas de concentración.

También existen factores que aumentan la ansiedad por las noches, entre ellos:

-Malos hábitos de sueño

-Estrés

-Enfermedades

-Ataques de pánico.

¿Ansiedad o ataque de pánico?

Otro punto importante a considerar es la diferencia entre la ansiedad y un ataque de pánico pues aunque una persona con ansiedad también pueda experimentar un ataque de pánico, ese es un episodio extremo e intenso de temor que se acompaña de síntomas como sensación de tragedia inminente, ritmo cardíaco acelerado, dolor en el pecho, dificultad para respirar, sudores, escalofríos, sofocos, estrechez de garganta, mareos y aturdimiento, como Helthline también advierte:

“En algunos casos, hasta puedes despertarte por un ataque de pánico nocturno. Los ataques de pánico durante la noche tienen las mismas señales y síntomas que los ataques de pánico regulares, solo que ocurren mientras estás durmiendo”.

Al respecto, información de Mayo Clinic refiere que generalmente, los ataques de pánico nocturnos tienen duración de solamente pocos minutos pero puede llevar un tiempo calmarse y conciliar nuevamente el sueño después de un episodio:

“Las personas que sufren ataques de pánico nocturnos también suelen tenerlos durante el día. No se sabe qué es lo que causa los ataques de pánico”.

Finalmente, es importante consultar con un especialista médico del sueño pues algunos factores subyacentes pueden ser el estrés, la genética y ciertos cambios en la manera que funcionan algunas partes del cerebro.

Con información de: Mayo Clinic y Healthline

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.