Necesaria una campaña de salud mental ante el aumento de los suicidios en jóvenes

En 2020 se reportaron 700 suicidios más con respecto a 2019 y mil más que en 2018, este crecimiento de inmolación entre la juventud mexicana hace que se prendan las alertas, por ello, Elizabeth Mateos Hernández, Coordinadora de la AP Mujeres Demócratas, del Congreso de la CDMX, exhortó a la Secretaría de Salud local para implementar una campaña de Salud Mental, a fin de prevenir los suicidios, dirigida a la población en general.

La salud mental es un tema de relevancia, más cuando a pesar de los esfuerzos mundiales por salir de la pandemia causada por el virus SARS-COV-2, aún nos encontramos en ella, e inconscientemente las personas continúan en ansiedad y las emociones se encuentran a flor de piel, todo esto sumado al estrés de la vida diaria, expresó la legisladora.

Destaco la importancia de hacer campañas que permitan a la población en general y en especial a la juventud, acceder al acompañamiento de psicólogos, terapeutas que apoyen cuando sufran crisis de ansiedad, estrés; no es tiempo de dejarlos solos, sino de acercar las herramientas que permitan crear seguridad emocional en las personas.

Datos de INEGI, revelan que en 2020 se reportaron 700 más suicidios con respecto a 2019 y mil más que en 2018; de esas cifras hay más intentos de suicidio en mujeres, no obstante, son de menos letalidad que en hombres, donde 81.6% de los intentos termina en el fallecimiento de la persona. 

Mateos Hernández explicó que en 2020 hubo 7 mil 896 suicidios en México, de los cuales 2 mil 293 fueron de personas con un rango de edad entre 20 a 29 años y mil 260 eran adolescentes de 10 a 19 años, es decir, un total de 3 mil 553. 

En tanto, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a través de la Gaceta Universitaria del pasado 23 de junio, subrayó que han aumentado entre jóvenes de 14 y 29 años de edad, apuntó.

La Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), a través de un sondeo realizado a 8 mil 444 adolescentes y jóvenes de 13 a 29 años en nueve países y territorios de América Latina y el Caribe, se determinó que, si bien 73% tienen la necesidad de pedir ayuda en relación con su bienestar físico y mental solo 40% no pidió apoyo, en ese sentido se puede concluir que en la mayoría de los casos, esto sucede  por desinterés de atender su estado o simplemente por no saber con quién acercarse.

Las alteraciones a la salud, pueden ser perjudiciales si no son atendidas a tiempo, pueden desencadenar conductas en la persona, sobre su propia integridad o la de otros o sobre su bienestar físico, si se agravan, debemos acompañarlos, de ahí la importancia de la iniciativa presentada al Congreso de la Ciudad, finalizó Elizabeth Mateos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.